Mesa auxiliar realizada en madera de medidas 35X20X15 cms., pintada a mano, decorada con acrílicos, purpurina, corcho repujado y terciopelo.

 

20180611_163330.jpg20180610_174036.jpg20180611_182925.jpg20180611_163352.jpg

 

 

 

 

Anuncios

Tara es la forma femenina de Buda y representa las virtudes del éxito en el trabajo.

     Pie de madera con las tablas de la acupuntura, realizadas en madera y pintadas con acrílicos a ambos lados, repujadas con esquineras de corcho decorado y con terciopelo.

 

20180607_145413 20180607_14570120180607_14593520180607_150233

   RADHA; el nombre de una de las mujeres más importantes de la cultura hindú, era la consorte de Krishna. La historia de amor favorita de los “gopis” (pastores de vacas) es la de Radha y Krishna, sirviendo de modelo de amor entre un hombre y una mujer.  Formando parte importante  tanto de la literatura,  como de la pintura. Adorada junto al Dios, entendiendo a ambos como un todo.                                                                                                                                                                  

Radha.
Óleo sobre lienzo de; 46×55 cm.

 

     Caja de madera, 30x30x20 cm. Asa, patas y cierre de metal y metacrilato. Pintada y decorada con la rueda del año. En la antigüedad los agricultores en su total conexión con la naturaleza, celebraban el ciclo natural de las estaciones. Estos se dividen en; 4 sabbats mayores que atienden a festividades de temporada y 4 menores relacionados con los solsticios y equinoccios.

20171203_07210820170916_09554420170916_095442

Figura de árbol diosa. Realizada con pasta y papel, de 95 cm. de alto. Pintada con óleos.

 

20170916_10140420170916_09203720170916_10032420170916_100021

 Una conciencia.

Óleo sobre lienzo: 37X46 cm.

     Somos un mismo campo de energía, una misma conciencia, si logramos acallar el pensamiento, podremos ver la infinita transformación de lo que llamamos realidad, un campo de energía en constante transformación.

     El ojo con el que observamos el todo y el ojo con el que nos observa el todo a nosotros mismos son uno, y el mismo.

Cada cosa tiene espíritu y a la vez es uno sólo, a través de la observación le damos nombre y lo creamos.

Kierkegaard dijo: ” si me nombras, me niegas”, al darme un nombre niegas las otras posibilidades.

Una frecuencia.

     Los fascinantes búhos.

     Es una de las aves que más llama la atención, giran su cabeza 270 grados, gracias a su complejo flujo sanguíneo, según su especie miden desde 35 a 70 cm., se conocen 200 clases diferentes. Su importante visión está preparada para la distancia, por lo que no ven bien en distancias muy cortas, no solo ven de noche, también de día. Son los líderes  de las aves en audición. No hacen nidos, por lo que deben buscar un lugar para resguardo. Macho y hembra son aparentemente iguales, si bien la hembra es un 25% mayor. Resulta curioso cuáles son sus parientes más cercanos: el Martín pescador, los gorriones comunes y los colibríes.

      Sin lugar a dudas lo que más destaca de estas hermosas criaturas, es el lugar tan importante que han ocupado en todas las culturas. Son un símbolo de: magia, misterio, sabiduría … Los Mayas los consideraban como mensajeros del más allá, para los griegos eran el símbolo de Atenea; diosa de la sabiduría y la guerra. Hoy en día se ha convertido en el símbolo del conocimiento y la intuición y se cree que un encuentro casual con uno de ellos; es señal de buen augurio.

Casita búho, realizada en madera, de medidas: 90x30x21 cm.

20170205_13223820170205_12024520170205_12005720170205_12011820170205_12012720170205_12041720170205_120407

     ¡La mejor forma de comenzar el año!

     ¿Qué forma, qué año?, ¡si el tiempo no existe!. Lo puedo entender como referencia, al igual que el sistema métrico u otros, pero ojo: ¡Que no nos engañen!, con comienzos, finales, edades, atribuyéndoles a su vez, lo apropiado e inaceptable para cada una de ellas, incluso lo que debemos tener o no, o haber logrado en los diferentes tiempos que ellos marcan, igual para todos, como si fuéramos fichas y si no es así, se creen con derecho a hacernos sentir nimiedades de la vida. Nuestro tiempo, no son años, meses, décadas, móviles, tablets,  tarjetas de crédito …, se llama: VIDA  y amigo mío con seguridad, tenemos una. El pasado no existe, tampoco el futuro, sólo el aquí y ahora. Recordemos quienes somos en realidad, que formamos parte de la naturaleza, salga ahí fuera y descubra quién es , qué quiere y le gustaría hacer. Abrace un árbol, conecte con el, tenemos nuestros adorables pinos, resisten las heladas, las sequías y hasta el fuego, ¡eso sí es magia!, olvide el tiempo, que le quita ilusión expectativas y ocupese de: “SU VIDA”. 

     Alguien muy ocurrente, ideó lo del final, cuando antiguamente en el solsticio de invierno, lo que se celebraba era el nacimiento del sol el día 21, se festejaba la rueda de la vida,la rueda no tiene principio ni fin, con sus :sabbats y esbats , los primeros las estaciones y sus mitades y los segundos: las lunas llenas.

     ¡Tiempo, no- gracias!. Sí- VIDA

Mujer musgo.

 

20161231_13574420161231_133116