Una conciencia.

Óleo sobre lienzo: 37X46 cm.

     Somos un mismo campo de energía, una misma conciencia, si logramos acallar el pensamiento, podremos ver la infinita transformación de lo que llamamos realidad, un campo de energía en constante transformación.

     El ojo con el que observamos el todo y el ojo con el que nos observa el todo a nosotros mismos son uno, y el mismo.

Cada cosa tiene espíritu y a la vez es uno sólo, a través de la observación le damos nombre y lo creamos.

Kierkegaard dijo: ” si me nombras, me niegas”, al darme un nombre niegas las otras posibilidades.

Una frecuencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s